miércoles, 28 de diciembre de 2011

Moniciones para la Solemnidad de Santa María Madre de Dios - Ciclo B

Moniciones para la Misa


Moniciones para la Solemnidad de Santa María Madre de Dios - Ciclo B

Maternidad eclesial de María

Monición de entrada:

Son varias las ideas que enriquecen este día dentro del tiempo litúrgico navideño en que celebramos el misterio de la Encarnación del Hijo de Dios: Octava de Navidad, circuncisión y nombre de Jesús, maternidad divina de María, jornada mundial de la paz y comienzo del año civil.  La liturgia nos presenta hoy a la Madre de Dios e esta fiesta que desde el siglo quinto fue la primera fiesta mariana de la Iglesia.  Por su “SI” a la voluntad de Dios, María dio a la luz a la fuente de la gracia.  Por lo tanto ella es Madre de Dios y Madre de la Iglesia.  Ella es símbolo de la comunidad cristiana, en donde los creyentes, encontramos a Cristo.  Expresemos nuestra fe cantando.

Primera lectura: Num 6, 22-27 (Fórmula de bendición sobre el pueblo israelita)

La presencia de Dios en el Antiguo Testamento fue asociada con su Nombre invocada en Bendición.  Estamos bendecidos con la presencia de Cristo en nosotros.  Escuchemos la bendición de Aarón que se nos presenta en la esta lectura.

Segunda lectura: Gál 4, 4-7 (Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer)

El regalo relato de la Navidad no es simplemente algo sentimental.  Dios Padre envió a su Hijo para que podamos ser Hijos de Dios.  Cristo nació de María para liberarnos y salvarnos.  Escuchemos esta corta lectura en donde San Pablo habla de la Virgen María.


Tercera lectura: Lc 2, 16-21 (A los ocho días le pusieron por nombre Jesús)

En el siguiente texto evangélico vemos cómo María guardaba en su corazón todas las cosas del nacimiento de su Hijo.  La Solemnidad de la Maternidad de María, fijada el día primero de enero, está destinada a celebrar la parte que tuvo María en el misterio de la salvación y a exaltar la singular dignidad de que goza la Madre Santa, por la cual merecimos recibir al Autor de la vida.  Nos ponemos de pie para cantar el Aleluya antes de escuchar la proclamación del Evangelio.

Oración universal

1.    Por la Santa Iglesia de Dios: para que al celebrar las fiestas de Navidad, todos sus fieles renazcan a una vida de justicia, de libertad, de amor y de paz. Roguemos al Señor.

2.    Por todas las naciones del mundo: para que en este nuevo año reine la paz y la justicia. Roguemos al Señor.

3.    Por los hijos y los padres: para que aprendan a escucharse los unos a los otros. Roguemos al Señor.

4.    Por todos los que en otros años celebraban con nosotros estas santas fiestas y han partido de este mundo: para que en el Reino eterno contemplen el rostro de Cristo. Roguemos al Señor.

5.    Por todos nosotros aquí reunidos: para que seamos fieles a Cristo y a nuestro compromiso cristiano durante este nuevo año. Roguemos al Señor.


Exhortación Final
(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 238)

En verdad eres digno de toda bendición, Señor Dios Padre,

Porque nos diste como madre a  María, la Madre de Jesús.

Ella impulsó el nacimiento de tu pueblo, la Iglesia,

Al soplo potente del Espíritu en la mañana de Pentecostés;

Y en medio de una comunidad de hermanos alentó indesmayable

La difícil esperanza del Reino en el mundo de los hombres.



Derrama hoy, Señor, la fuerza irresistible del Espíritu

Que fecundó a Santa María Virgen y afianzó los primeros pasos

De la Iglesia, para que no mueran en nuestras manos

Las ascuas encendidas de tu Espíritu, sino que reflejemos

El empuje misionero de la primera comunidad cristiana.


Si te ha gustado esta reflexión, regálanos un click aquí

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.


Nota: en este servicio podrá aparecer publicidad.  Queremos aclarar que no está bajo nuestra responsabilidad, gracias a esos anuncios, este mensaje te llega gratuitamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada